sábado, 19 de julio de 2008

... Como en españa del 36´ (1ra parte)


ANARQUÍA
Siempre despreciado, maldecido, nunca comprendido
Eres el terror espantoso de nuestra era.
"Naufragio de todo orden", grita la multitud,
"Eres tú y la guerra y el infinito coraje del asesinato."
Oh, deja que lloren. Para esos que nunca han buscado
La Verdad que yace detrás de la palabra ,
A ellos la definición correcta de la palabra no les fue dada.
continuarán ciegos entre los ciegos.
Pero tu, Oh palabra, tan clara, tan fuerte, tan pura,
Tú dices todo lo que yo, por meta he tomado.
Te entrego al futuro! Tú eres segura.
Cuando uno, por lo menos despertará por sí mismo.
¿Viene en la solana del atardecer? ¿En la emoción de la tempestad?
!No puedo decirlo--pero ella la tierra podrá ver!
!Soy un anarquista! Por lo que no reinaré,
y tampoco reinado seré!


El mayor elogio al anarquismo...


El 18 de julio de 1936, la Guerra Civil Española estalla. Se terminará treinta y tres meses más tarde, el 29 de marzo de 1939, con la caída de Madrid, 986 días de infierno, durante los cuales más de un millón de personas encontrarán la muerte.
El 16 de febrero de 1936, el Frente Popular gana las elecciones. España es entonces una República desde 1931, después de haber conocido un período de numerosos pronunciamientos. Las derechas no lo soportan, el asesinato de Calvo Sotelo, responsable de las derechas, sirve de pretexto a las fuerzas de derechas, militares y falangistas, que, desde la llegada al poder del Frente Popular, preparaban un golpe de Estado. El 16 de julio, Marruecos español está en insurrección, el 18 la rebelión gana España. De un lado los rebeldes, que se llaman los nacionalistas, odian los regionalistas, a los Vascos y a los Catalanes, y que se convertirán en franquistas rápidamente. Del otro lado los republicanos, agrupando todas las fuerzas de izquierdas. Los dos campos se radicalizan. España es un país del exceso.
"España no es España, es un inmenso hoyo, es un gran cementerio rojo y bombardeado." (Miguel Hernandez).

Esta guerra es una guerra olvidada, no se considera como formando parte de la segunda Guerra Mundial, pero como una guerra civil puramente española. Pero, desde el 30 de julio, Mussolini envía 30 bombarderos a Franco que está en una posición difícil. Los Ingleses tienen intereses financieros en España, ven de un mal ojo el Frente Popular. Piden a Francia de no intervenir en España, poniendo en balanza su acuerdo de ayuda en caso de ataque de Alemania. El 8 de agosto Francia propone un convenio de no intervención. Los Rusos, favorables a los republicanos, lo firman declarando al mismo tiempo su escepticismo a su aplicación. Los Alemanes no se obstruyen, para ellos España se convierte en un campo de impulsión en la perspectiva de la Guerra Mundial. Hitler envía la legión Cóndor, escuadrilla que experimentará el bombardeo masivo sobre las ciudades (como por ejemplo : "Guernica", famoso cuadro de Picasso. Se dice que en 1940, con París ocupada por los nazis, un oficial alemán, ante la foto de una reproducción del Guernica, le preguntó a Picasso que si era él el que había hecho eso. El pintor respondió: «No, han sido ustedes».).


Primera fase de la revolución (julio-septiembre 1936): El verano de la anarquía
Los sindicatos CNT y UGT convocan una huelga general del 19 al 23 de julio como respuesta tanto a la sublevación militar como a la aparente apatía del Estado frente al mismo. Pese a que ya existían antecedentes puntuales en días anteriores de distribución de armas entre sectores civiles, es durante la Huelga General cuando
grupos de sindicalistas vinculados a los sindicatos convocantes y a grupos menores, asaltan muchos de los depósitos de armas de las fuerzas del orden, independientemente de que estén sublevados contra el Gobierno o no. Ya en estas primeras semanas, se establecen dos matices entre los sectores revolucionarios anarcosindicalistas: el grupo radical, vinculado fundamentalmente a la FAI y a través de ella a la CNT, aunque también participen otras organizaciones menores, que entiende el fenómeno del que participa como una revolución a la usanza tradicional; y el grupo posibilista, formado también por miembros de otro sector de la CNT (y otros grupos revolucionarios más moderados), que expresa la conveniencia de participar en un frente más amplio, el posteriormente llamado Frente Popular Antifascista (FPA), resultado de sumar los sindicatos a la coalición electoral Frente Popular.
En pocos días se articulan los frentes de la Guerra Civil, de los cuales uno de los principales en el contexto de la revolución es el de Aragón. El 24 de julio de 1936 parte la primera milicia voluntaria de Barcelona en dirección a Aragón. Es la Columna Durruti, de alrededor de 3.000 hombres, en su mayoría trabajadores coordinados por Buenaventura Durruti, que van implantando el comunismo libertario (Anarquismo al fin y al cabo) por los municipios por los que van pasando. Además, se formarán otras de estas estructuras militares como la Columna de Hierro o la Columna Rojo y Negro que parten también hacia Aragón. Todo este movimiento dará lugar a una extraordinaria concentración de anarquistas en la parte no tomada por los militares alzados. La llegada, por una parte, de los millares de milicianos anarquistas de Cataluña y Valencia y la existencia, por otra, de una gran base popular rural aragonesa de filiación anarcosindicalista permitirán el desarrollo progresivo de la mayor experiencia colectivista de la revolución.
Durante esta primera fase la mayor parte de la economía española fue puesta bajo el control de los trabajadores organizados por los sindicatos; principalmente en áreas anarquistas como Cataluña, este fenómeno llegó al 75% del total de la industria, pero en las áreas de influencia socialista la tasa fue bastante menor. Las fábricas fueron organizadas por comités de trabajadores, las áreas agrícolas llegaron a colectivizarse y funcionar como comunas libertarias. Incluso lugares como hoteles, peluquerías, y restaurantes fueron colectivizados y manejados por sus propios trabajadores.
Las comunas fueron usadas de acuerdo al principio básico de «De cada uno de acuerdo a su habilidad, a cada uno de acuerdo a su necesidad». En algunos lugares, el dinero fue totalmente eliminado, para ser reemplazado por vales. Bajo este sistema, el costo de los bienes era con frecuencia un poco más de un cuarto del costo anterior. Las áreas rurales incautadas y colectivizadas durante esta fase de la revolución
oscilan: más del 70% en Cataluña, cerca del 70% en el Aragón reconquistado, el 70% en la provincia de Badajoz, el 58% en Castilla-La Mancha, el 49% en la Andalucía no sometida a los militares insurrectos, y cerca del 13% en la actual Comunidad Valenciana.
En el Aragón en el que se proclama el comunismo libertario al paso de las columnas de milicias libertarias, se forman aproximadamente 450 colectividades rurales, la práctica totalidad de ellas en manos de la CNT, con un número que rondará las 20 a cargo de la UGT.
En el área valenciana se constituirán 353 colectividades, 264 dirigidas por la CNT, 69 por la UGT y 20 de manera mixta CNT-UGT. Uno de sus principales desarrollos será el Consejo Levantino Unificado de Exportación de Agrios (conocido por sus iniciales, CLUEA).
En la industria catalana los sindicatos obreros de la CNT se hicieron con numerosas fábricas textiles, organizaron los tranvías y los autobuses de Barcelona, implantaron empresas colectivas en la pesca, en la industria del calzado e incluso se extendió a los pequeños comercios al por menor y a los espectáculos públicos. En pocos días el 70% de las empresas industriales y comerciales habían pasado a ser propiedad de los trabajadores en aquella Catalunya que concentraba, por sí sola, dos tercios de la industria de España.
A pesar de las críticas que clamaban por la máxima eficiencia, las comunas anarquistas producían más que antes de ser colectivizadas. Las zonas liberadas recientemente trabajaron sobre los principios libertarios: las decisiones eran tomadas a través de concilios de ciudadanos comunes sin ningún tipo de burocracia (cabe mencionar que el liderazgo de la CNT-FAI en este periodo no fue tan radical como los miembros responsables de estos drásticos cambios).
Sumado a la revolución económica, existió un espíritu de revolución cultural. Algunas tradiciones eran vistas como tipos de opresión. Por ejemplo, a las mujeres se les permitió abortar, la idea del amor libre se hizo popular y hubo un auge del
naturismo. De alguna manera, la liberación fue similar a la de los movimientos de la «Nueva Izquierda» de la década de 1960.


Pese a esta situación de descomposición de facto del poder estatal, para el 2 de agosto el gobierno toma una de las primeras medidas al objeto de recuperar el control frente a la revolución, la creación de los Batallones de Voluntarios, embrión del Ejército Popular de la República. También promulgará algunos decretos, más simbólicos que reales, desbordado por el fenómeno revolucionario:
Decreto del Gobierno de la República del 18 de julio declarando cesantes a los militares que participen en el golpe.
Decreto declarando cesantes a los empleados del Gobierno que simpaticen con los golpistas del 25 de julio.
Decreto de intervención de la industria del Gobierno del 25 de julio.
Decreto de incautación de los ferrocarriles del Gobierno del 3 de agosto.
Decreto de intervención en los precios de venta de alimentación y ropa del Gobierno del 3 de agosto.
Decreto de incautación de fincas rústicas del Gobierno del 8 de agosto.
Decreto de clausura de instituciones religiosas del Gobierno del 13 de agosto.
Decreto de socialización y sindicalización de la economía del Gobierno autonómico catalán del 19 de agosto.
Decreto de creación de los Tribunales Populares del Gobierno del 23 de agosto.
Surgen también ya las primeras tensiones entre la estrategia de la CNT y la política del Partido Comunista y su extensión en Cataluña, el PSUC, y el 6 de agosto salen los miembros del PSUC del gobierno autonómico catalán por las presiones anarcosindicalistas…

Ojala les haya gustado la primera parte... sino la leyeron completa, son una mierda de de seres humanos ;)

No hay comentarios:

Directorio de Blogs