jueves, 5 de junio de 2008

Guerreando por la web

(26 de noviembre de 2006, Diario La Nación)
Un documento que muestra que en todos lados [y en cada época] se cuecen habas....


Guerreando por la web

El último libro de Raúl Zurita nació motivado por las diatribas plasmadas en una página web. Y mientras un vate se dedica en su sitio a especular “cómo morirán los poetas chilenos”, Faride Zerán, autora de “La guerrilla literaria”, que reunió a Neruda, Huidobro y De Rokha, dice que aún “los poetas mantienen la saludable tradición de sacarse la mugre”.

I

Lo más probable es que si Rodrigo Lira viviera tendría un blog. También es posible que Raúl Zurita no se imaginara hace 20 años que uno de sus libros nacería motivado por conflictos literarios vía Internet. “Los países muertos”, última publicación del poeta, surgió a partir de los debates que se dieron en la página web www.letras.s5.com.

Comentarios que pasaron a punzantes ataques verbales. Y de ahí nacieron personajes, del poemario, sacados de “la farándula literaria” y mediática local. Patricia “la mesiánica” Espinosa, Álvaro “gordi” Bisama (DJ), Nelly “la turca” Richard, Camilo “hueca” Marks, Germán “Moby Dick” Marín y Diego “Telonero” Maquieira.

Sin duda que otro es el ritmo por estos días, comparado a la década de los ’30, cuando Pablo de Rokha, Vicente Huidobro y Pablo Neruda daban vida a la llamada “guerrilla literaria” (ver recuadro), donde cada uno enrolaba a sus jovencitos y les llenaba los bolsillos de granadas para que luego el jefe de ejército, por medio de la prensa, afilara los cuchillos para destrozarse.

Al parecer, los poetas de ahora no se juntan en los bares a discutir y desarrollar nuevos planteamientos estéticos, sino que se comunican por mail, y si es que discuten lo hacen a través del Messenger. Luego, la estocada vendrá por medio del blog, individuales trincheras, donde el campo de batalla es pixelado.



II

MATANDO POETAS A DESTAJO

Ganador del Premio de Poesía Revista de Libros 2006, el poeta Julio Carrasco se dedica a augurar en su blog “cómo morirán los poetas chilenos”. Por ejemplo, de Alejandro Zambra señala: “Un novelista le amarrará un embudo en la boca y le obligará a ingerir una dosis letal de Nescafé. Alejandro pedirá clemencia hasta el último momento, para gran deleite de su homicida”. De Carmen Berenguer afirma que morirá “a una edad avanzada y pesando 450 kilos, hará zozobrar una embarcación en el sur de Chile”. De Germán Carrasco asegura que fallecerá “de tétano, diez días después de intentar un harakiri”, y de Francisco Véjar cree que “se golpeará la cabeza durante un viaje en micro. Al final del recorrido lo echarán abajo creyéndolo borracho”. El autor de “Sumatra” suma y sigue.

Para Diego Maquieira, recopilador de “El oxígeno invisible”, antología poética de Vicente Huidobro, el tema de los blogs no le interesa y sentencia con humor: “Lo que pasa es que yo vivo en el siglo XIX, no tengo computador e incluso me perdí la guerrilla literaria del siglo XX”.

Y la autora de “La guerrilla literaria”, Faride Zerán, señala que “era habitual que la gente esperara la salida de La Nación, ‘El Diario Ilustrado’ u otros medios para saber qué le respondía Huidobro a De Rokha, o los amigos de Neruda a ambos. Es decir, se practicaba la diatriba como género literario”.

A pesar de que asegura no visitar blogs, Zerán cuenta que “los poetas mantienen la saludable tradición de sacarse la mugre utilizando toda la riqueza de nuestro idioma. Y entonces están los blogs, donde se baten a duelo e insultos. Habitualmente no entro en ellos, pero recibo en mi correo electrónico parte de estas escaramuzas criollas, que las disfruto enormemente y me permiten soslayar la lata”



III

ARMAMENTO PESADO

Era la década de 1930 y el combate se hace público. Aparece en los diarios, se comenta en los bares, y los jóvenes de trincheras se ordenan ante sus respectivos ejércitos, comandados por Pablo de Rokha, Vicente Huidobro y Pablo Neruda. Los jovencitos con granadas tras ellos son Volodia Teitelboim, Eduardo Anguita, Juvencio Valle, Tomás Lago, entre otros.

“Pablo Neruda, poeta a la moda”, publicado en el diario “La Opinión” y firmado por Pablo de Rokha, es el primer ataque: “El hombre mediocre le aplaude, le entiende, le define, y él mismo, el hombre mediocre, se entiende, se aplaude, se define en la obra del artista doméstico...”.

Ahora se descueran como pollos asados, y aparecerá nada menos que Vicente Huidobro, al que De Rokha lo intentará hundir por su trabajo estético: “Tu arte me parece un PASTICHE, es decir, un producto de farmacia, elaborado según las últimas fórmulas de los cenáculos de París. Que aquel arte es el arte del pequeño-gran burgués ocioso, millonario y viñatero...”.

Ha pasado el tiempo y Neruda, que ha estado la mayor parte de estos años fuera de Chile, responde a su manera en “Aquí estoy”: “Cabrones / hijos de puta. / (...) Tengo llenos de pétalos los testículos, / tengo lleno de pájaros el pelo”.

1 comentario:

Juan =)! dijo...

=)!
guerreando por la web.. guerra XD!
ya me voi.. cuidate perro.. chau.. suerte =D!

Directorio de Blogs