sábado, 17 de agosto de 2013

El Haz Censor

“Naturalmente, los crímenes cometidos por estos últimos son relativos y diversos. En la mayoría de los casos, estos hombres reclaman, con distintas fórmulas, la destrucción del orden establecido, en provecho de un mundo mejor. Y, para conseguir el triunfo de sus ideas, pasan si es preciso sobre montones de cadáveres y ríos de sangre. Mi opinión es que pueden permitirse obrar así; pero..., que quede esto bien claro..., teniendo en cuenta la clase e importancia de sus ideas. (…) Por otra parte, no hay motivo para inquietarse demasiado. La masa no les reconoce nunca ese derecho y los decapita o los ahorca,
 dicho en términos generales, con lo que cumple del modo más radical su papel conservador”
Crimen y Castigo – Fedor Dostoiewsky

“Sin embargo, estas palabras no me dan la sensación del crimen, del mismo modo,
que el telegrama de una catástrofe en China, no me da la sensación de la catástrofe”
Los Siete Locos – Roberto Artl



     Cinco jóvenes de una Universidad son sorprendidos al interior de una bodega. En sus mochilas llevan herramientas e implementos de trabajo por lo que son detenidos por robo en lugar no habitado. La universidad anuncia sumarios a viva voz y los académicos, profesores y nuncios del bien rechazan el hecho públicamente.

            -  El profesor debe ser un ejemplo para las nuevas generaciones y no podemos permitir que se repitan este tipo de acciones –ya debieron anunciar las autoridades.

     Sin embargo, las discusiones de este tipo suelen ser mecánicas. Que la ética profesional, que las buenas costumbres, que el ejemplo a seguir. Les tengo una para no olvidar: Educad a los padres para no castigar a los profes. Abolir esa institución del profesor, o bien, del futuro profesor como pilar moral, como modelo de comportamiento para los alumnos; es lo mismo que intentar sacar a la escuela de la estructura, de dar el salto de la enseñanza al aprendizaje y convalidar todo, con los 5 años en la universidad. Una cuestión meteorológica, decisiones de índole geográfica.
     Para mí el tema sería otro. Me parece más interesante discurrir sobre los móviles y consignas del grupo en comento, sobre coincidencias y directamente lo astral, la lisa y llana mala suerte: un profesor pillado con las manos sobre una estudiante, un embarazo no deseado, la explosión repentina de una bomba por mala manipulación. Simple mala cuea.
     Impresiona aquella actitud obsesivo-compulsiva de la gente con la propiedad privada. El tener, la defensa de la posesión justificada, toda esa patología asquerosa, parafílica, consecuencia del amor al trabajo y al uniforme, es lo realmente censurable. ¿Qué importa si entran a una bodega deshabitada? ¿Y si hubiese sido una pareja de enamorados la que entró en busca de un refugio sexual? ¿El romanticismo es impune moralmente? ¿Y si era un cagadero público? ¿La necesidad es más justificable? ¿Y si las herramientas del bolso eran para las performances de septiembre? ¿No se debe felicitar al estudiante que hace las tareas con anticipación?

     Lo que unió la curiosidad que no lo separe la ley. Lo que unió el crimen que no lo separe la ética profesional.

     Para mí que estos cabros andaban en la suya, practicando aquella noble tradición de la Literatura. De hecho, Roberto Bolaño, el mismo día que se supo lo de la detención de los estudiantes, escribió al respecto en su columna de LUN: “¿Qué es lo que hacían estos 5 sujetos en una bodega a media tarde? Pues lo que todos hemos hecho alguna vez: metiendo la cabeza en lo oscuro, saltando al vacío. Entendiendo que la literatura básicamente es un oficio peligroso.”
     Y no solo don Roberto ha salido al paso. Rodrigo Lira, nuestro gran vate, señaló que la detención era otro tono de los matices de esta juventud claroscura, mientras que, José Miguel Varas afirmó en La Terquera que estas acciones son como rayas en el agua, un capítulo menor en la gran “novela de la vida” de estos jóvenes. Tanto Enrique Lihn como Gonzalo Millán enviaron cartas al director del Merculio y Raúl Zurita llamó una protesta masturbatoria por la libertad de estos jóvenes. En fin, el respaldo no se ha hecho esperar, incluso Roberto Ampuero y Miss Novela también se habrían pronunciado al respecto pero sus dichos se perdieron en el exceso de información, en el caos que tengo sobre mi escritorio.

¿Y qué me dicen acerca de las distintas versiones?
                                               ¿Curioseando o Hurtando?
                                                                       ¿Volante o Maleta?
                                                                                   ¿Medio vacío o medio lleno?
                                                                                               ¿Paraguas pa la lluvia o la mente?

     Nadie sabe nada sobre nadie/ el haz sensor vigila sin saber/ Nadie sabe nada y lo sabido no es más que savia consabida de troncos, a saber:/ COPI SA Y MERCULIO SE AMAN/ De ahí que la información es una réplica/ De ahí que la información no es sana/ La información es infomercial propagandístico/ de una metáfora porno llamaba Neo Liberalismo/ que viene siendo lo mismo/ que culear bajo la supervisión de un voyerista.
     Pero ojo, no vengo a instalarme con un talle moralista/ en este mercado de las libres ocurrencias/ Ya no se usa, ya no me queda/ y fuera/ de esa labor de “Puente de las generaciones nuevas”/ ya era/ la era lisonjera/ donde todo el mundo decía/ aparentando lo que no creía.

¡Oh Robertito Bolaño!
padre de nuestra generación
digresor ocurrente
narrador por obligación
Habitante del hollín y del sarro
y con esto me visto y me voy:
¡Oh Comunista Asqueado!
¡Oh Trostko Acomodado!
¡Oh Anarquista Deportivo!
¡Oh promotor del robo hormiga!
cuantos libros hemos pelado
consecuencia del IVA.

¿Y ustedes creen tener el derecho a juzgar? ¿De delinear una moral? ¿De buscar una respuesta correcta, amenizando con literatura? La literatura no es un pasatiempo, la docencia no requiere de celibato y todo avance tiene algo de criminal. La ficción es sobrevivencia, un artículo de primera necesidad.
Piensen en Edipo Rey: si se hubiese cortado la tula, la moraleja sería otra. Sacarse los ojos es un acto cobarde, verdaderamente deshonroso.

No hay comentarios:

Directorio de Blogs