martes, 11 de mayo de 2010

Carta Chusco-trágica

Querido Walalín:
BÁSICAMENTE no he querido acentuar los problemas psicológicos de nadie, ni ridiculizar, ni humillar, ni agredir a nadie. No hice alusión a alguien en particular, por lo que cuando opiné sobre cierta revista, lo hice en su totalidad; sin dar nombres ni identificaciones personales. Sé que probablemente tengas mucho tiempo libre, y planeaste esa estrategia sagaz (un papel roto con faltas de ortografías) en contra de los tiranos del diario mural de castellano que quieren implantar un régimen de terror y bla bla bla… pero te informo que existen muchos espacios para poner publicidad lucrativa en esta universidad, eso que algunos llaman “paredes”. Por otro lado, si quieres colaborar con la “Biblioteca Bizarra”, medio del cual sólo soy co-administrador junto a mi pololo Vulgarcito, te invitamos. Trae tus fantásticas ideas, tus ganas y toda la verborrea que alguna vez te hizo reconocible entre las féminas de la promoción, y participa con nosotros en este hermoso proyecto al cual nos sumamos solamente este año y el que pertenece a otros cerebros más sucios. Sólo debes enviar tus escritos, con no más de 2 páginas tamaño carta, con tus datos o un seudónimo, y escribir tus contenidos de acuerdo a una “Biblioteca Bizarra”. Mientras más mail envíes, más posibilidades tienes de ganar.
Nada que ver con la diversidad y todo ese verso populista que usas, sino que tiene que ver con el trabajo constante.
Ahora bien, BÁSICAMENTE nunca ha sido nada personal, no he tratado a nadie de cínico, ni de mentiroso, ni de estúpido o algo por el estilo, por lo que no me parece que tú lo hagas conmigo o con la mierda de hombre del Matías; el cual es tu compañero y no le hace mal a nadie. Sin embargo, aunque se sabe que los problemas en castellano se arreglan escribiendo, si tienes algún problema personal con él, que sea de otra índole, deberías arreglarlo personalmente, él no se esconde de nadie (aunque los cristianos lo atemorizan mucho)… el enfrentamiento textual es sabroso, pero es de perros de raza y nuestra promoción aún no pasa de ser quiltra.
Finalmente y BÁSICAMENTE, evita las descalificaciones y confrontaciones personales, pues te da una imagen muy “malula y reberde”. Aunque comparto tu opinión… que feo es escribir desde el anonimato y sobre todo si es una persona que anda escondida en los pasillos y ocultando su identidad secreta a lo Clark Kent. De verdad, el acto anónimo es absolutamente un acto sin nombre.

No hay comentarios:

Directorio de Blogs